Hoy en mi blog, doy espacio a Visualfy con este artículo tan revelador. Espero que ayude a muchas familias y a las personas que trabajan con niños sordos. Gracias Visualfy.

Las barreras a las que se enfrentan los niños y niñas con pérdida auditiva las levanta una sociedad poco empática con la diferencia, y nada tienen que ver con su falta de capacidad para conseguir lo que se propongan. En Visualfy, donde luchamos para hacer el mundo más accesible a las personas sordas y con pérdida auditiva, y conocemos cada día personas extraordinarias a las que su discapacidad no ha detenido, lo sabemos muy bien. Transmitir esta idea a los niños desde bien pequeños y apoyarles emocionalmente en todo momento es fundamental. A continuación te explicamos por qué. 

Educar a un niño, con o sin discapacidad, no es fácil. Como padres es lógico sentir preocupación y querer implicarse y esforzarse al máximo en su educación, para  conseguir que crea en sí mismo y viva una vida plena. Junto con las sesiones de logopedia y terapia lingüística no debemos olvidarnos nunca del apoyo emocional. Desde el primer minuto la familia debe ejercer de pilar emocional y apoyar al niño en todo momento, aceptándole como es. Solo así conseguirá desarrollar una buena autoestima, aceptar su diferencia y superar las barreras que se le presenten en la vida.

El apoyo incondicional de la familia, imprescindible

Cuando unos padres reciben la noticia de que su hijo o hija tiene hipoacusia es lógico que sientan miedo y preocupación. ¿Tendrá problemas de aprendizaje? ¿Podrá ir al mismo colegio que sus hermanos? ¿Será capaz de estudiar una carrera? ¿Y de encontrar un empleo? Son algunas de las dudas que rondan la cabeza de cualquier padre o madre que quiere lo mejor para sus hijos. La respuesta es un rotundo SÍ. Empezar a aceptar la situación cuanto antes es clave para ayudarle de la mejor manera posible.

A la hora de educar a un niño con discapacidad auditiva es importante no olvidarse nunca del apoyo emocional. Como contaba Loles en un artículo reciente de nuestro blog (que puedes leer aquí), “un día Aitana empezó a mostrar sus rechazos a su característica, la sordera. Comenzó a ser consciente de que era “diferente” (como solía verbalizar ella) al resto de sus compañeros.” Trabajar la autoestima y la aceptación es igual de importante que el desarrollo y la adquisición del lenguaje.

Hacer ver a los niños que la discapacidad no es un obstáculo para realizarse como persona y profesional en un futuro es imprescindible. Para ello es recomendable ofrecerles referentes de personas en su misma situación a la que su diferencia no ha parado, como las que veremos en el siguiente apartado. También es importante mostrarles que la discapacidad en sí misma no implica necesariamente límites que no se puedan superar, ojalá que cada vez más con la ayuda de un entorno más empático y concienciado. 

Las barreras se pueden romper, está comprobado

No hay más que asomarse afuera para conocer cientos de historias de gente que aun encontrándose todo tipo de barreras de accesibilidad consiguieron superarlas y hoy disfrutan de la vida como cualquier otra persona. La mayoría de ellas son personas normales, sin habilidades ni capacidades extraordinarias, gente de a pie, que un día también fueron niños y adolescentes con sueños y metas a alcanzar, a los que su sordera no consiguió frenar. En Visualfy hemos tenido la oportunidad (y la suerte) de entrevistar a algunas de ellas. Vicky Bendito, Vinton Cerf, Pere Cantenys, Ricardo Fajardo, Jaime Morga… (aquí tienes más).

Todos coinciden en que el camino no es fácil (nadie dijo que lo fuera) pero es muy importante ser paciente. De las experiencias se aprende y como dijo Pere Cantenys, uno de nuestros entrevistados y amante de la aviación (de la que hoy ha hecho su profesión) “no hay que ser negativo. Muchas veces, se espera que la sociedad nos ayude a solucionar nuestros problemas. Pero cuidado, no te puedes quedar esperando. Empieza por buscar una solución con tu lucha. A veces, puedes ver que llegar es muy difícil, no obstante, quien la sigue la consigue, y seguro que llegará un día en que todo el esfuerzo se verá recompensado.” 

Visualfy

¿Te ha gustado? Compártelo.