La segmentación del público objetivo es algo que siempre se ha aplicado al mundo del marketing estratégico. Esto es así porque la mejor forma de enfocar tu negocio y tus productos o servicios hacia lo que tu cliente realmente quiere es conocer a fondo a tu potencial cliente. En el marketing digital esto se consigue de forma muy eficiente a través de la generación de contenidos del calidad en tu sitio web.

La segmentación del público objetivo en la generación de contenidos

Desde hace unos años, las empresas han venido trabajando en el desarrollo de contenidos orientados a satisfacer las necesidades de los clientes y a atraer su atención hacia nuestro producto o servicio. De hecho, con un buen conocimiento del consumidor seremos capaces de generar el engagement necesario para que sienta interés por nuestro sitio web y por nuestros contenidos.

Sin embargo, en los últimos tiempos la medición de los resultados que se obtienen como consecuencia de una buena estrategia de contenidos se realiza no solamente en base al engagement generado. Sino que también, y sobre todo, se hace en función de los vínculos o lazos que nuestro contenido es capaz de establecer con el consumidor.

La importancia del conocimiento del consumidor

Una buena segmentación de contenidos pemitirá que puedas adaptarlos a los intereses de los consumidores y, con ello, estarás logrando que sientan curiosidad por tus productos y servicios y que quieran seguir conociendo más. De ahí habrá que dar un paso más, que será lograr una empatía por parte de esa persona sobre nuestro contenido y la información que le estamos aportando.

“Las tendencias en el marketing de contenidos van del engagement a la generación de empatía”.

Por tanto, cuando abordas una estrategia de marketing de contenidos, debes medir dos variables muy importantes: el engagement que genera el contenido, que puedes medirlo mediante el número de interacciones que ese contenido ha generado en el medio online. Y por otra parte, tenemos que ser capaces de valorar y medir qué grado de empatía tiene el usuario con ese contenido. En este sentido, se trata de ver hasta qué punto el usuario se siente cómodo con esta información, la acepta, la interioriza y la hace pública para que todos la puedan conocer y entender.

La segmentación de los contenidos que se muestran en la web facilitará un mayor nivel de personalización y de adecuación de esta información a las necesidades e intereses de los consumidores o potenciales usuarios de un sitio web o de un producto o servicio. Sin duda, una de las tendencias más destacadas que vas a encontrar en 2018 en este ámbito es la relativa a encontrar un equilibrio entre el engagement que generan nuestros contenidos y el nivel de empatía con la información que ofrecemos. Todo medido en función de la búsqueda de palabras clave o el momento en que se realizan.

¿Te ha gustado? Compártelo.