Ya llevo 8 semanas de preparación para la Maratón de Castellón 2014, la que será mi primera maratón. Como cada semana os dejo mis reflexiones y el resumen de mi entrenamiento semanal.

Ya he rebasado el ecuador y me dirijo con motivación, fuerza y ganas hacia esos 42K. En esta semana ha habido un punto de inflexión en la forma de plantearme esta preparación y la prueba en sí. Ese cambio de mentalidad me hace estar algo más relajada interiormente, llevaba dos semanas con una presión innecesaria y eso me hacía no disfrutar 100% de los entrenamientos.

Lo que empezó siendo una mala semana a nivel psicológico ha acabado siendo una semana para enmarcar. Ojalá las que me queden sigan siendo igual de buenas que esta y todo gracias a las palabras de mi entrenador.

1012913_10152374187576532_1575548237_n

Es mi primera maratón, no quiero obsesionarme con ir a hacer una marca. Eso no quita que vaya sabiendo que marca puedo conseguir, pero no debo cometer el error de ir durante 42K mirando el reloj para ver si con el paso de los kilómetros estoy dentro de mi “estimada” marca.

No soy maratoniana, lo seré si completo la prueba, ahora soy una inexperta en la materia, no tengo ni idea de lo que supone correr 42K entre miles de corredores.

Perderme el ambiente de las calles, las charlas de corrillo de los corredores que te rodean, el ver a corredores allí, como yo, después de meses de esfuerzo y pensar en la satisfacción que les hace poder estar allí…y el perderme las caras y aplausos de mi gente por ir mirando un reloj, sería del “género absurdo”. Así que voy a seguir entrenando como esta semana, duro, con disciplina y sacrificio. Y además, voy a tratar de olvidarme de marcas, ya tendré tiempo de hacerlo, en futuras maratones si las hay.

Voy a darme un festín de kilómetros el día de la maratón, porque será el premio a mis 3 meses de preparación. Porque después de ocho semanas, sé que lo duro no es la carrera sino su preparación.

Cada uno de nosotros, los que estamos preparando la prueba, sabemos los madrugones que nos estamos dando, las salidas nocturnas cuando los niños ya se han dormido, las salidas a mediodía cuando podríamos estar comiendo un plato de caliente, las ampollas que estamos curando, las cargas musculares, y otras circunstancias como para ir a correr la maratón y no disfrutarlo.

Los deberes que he hecho esta semana han sido los siguientes:

Lunes:

12 km a aeróbico entre 140 y 145 pmm

3 km potencia aeróbica a 165 pmm

Martes:

5k aeróbico (no me encontraba muy bien y suspendí entrenamiento)

Miércoles:

3 km aeróbico a 140 pm

2x4x1000 a 4´25” recuperación  a 120 ppm

3 km aeróbico a 140 pm

Jueves:

12 km a aeróbico entre 140 y 145 pmm

3 km potencia aeróbica a 165 pmm

Viernes:

2 km aeróbico

2×4000 a 4´45” recuperación de 5´al trote entre series.

2 km aeróbico

Sábado

30km a  145-150ppm

Total: 96 km de running

Domingo:

30km de bicicleta en aeróbico

En este segundo ciclo me queda una semana más de carga y otra de asimilación.

¿Te ha gustado? Compártelo.