1. La ley de la calidad: Calidad es más importante que cantidad. En muchas ocasiones veo cuentas en Twitter que hacen entre 10 – 15 tweets en menos de una hora, ¿creéis que la gente llega a leer todos y cada uno de esos tweets? Yo creo que no, a no ser que tengas a esa cuenta como objeto de estudio.

2. La ley del valor: Si sólo utilizas las plataformas sociales para promover tus productos, la gente dejará de aplicar la escucha activa. Es importante que seas riguroso en el win-win y aportar valor al foro, intentar crear conversación, que la gente interactúe,… por ello deberás hacer una cuidadosa selección del contenido que vas a publicar.

3. La ley del enfoque: Debes centrarte en tu público objetivo y destinar todas tus energías y  tu estrategia de marketing en ese sentido. No intentes matar moscas a cañonazos, que muchas veces caemos en eso, trata de hacer una buena segmentación y lanza tus dardos hacia ella. Recuerda que las redes sociales nos permiten alcanzar niveles de segmentación que a través de otros medios tradicionales no lograrías alcanzarlo.

4. La ley de la accesibilidad: no publiques contenidos y después desaparezcas. Debes permanecer disponible y / o accesible para tu audiencia.

5. La ley de la reciprocidad: No seas egoísta y esperes que los demás compartan tus contenidos con otros si tú no haces lo mismo. Tú también debes dedicar tiempo a comentar e interesarte en las publicaciones de otros para que ellos sean recíprocos contigo y viceversa, recuerda win-win.

6. La ley del silencio: Los medios sociales requieren hablar menos y escuchar más, la naturaleza nos dotó de dos oídos y una boca, por algo sería. Es muy importante atender las opiniones de los clientes y favorecer las líneas de comunicación con ellos ya que esto nos permitirá conocer qué es lo que buscan y necesitan.

7. La ley de la paciencia: No obtendrás resultados de la noche a la mañana, es importante que tengas en cuenta que los resultados no sólo son positivos si se obtienen a corto plazo. El Social Media es una carrera de fondo.

8. La ley del compuesto o del efecto bola de nieve: ¿a qué cuando alguien te cuenta un chiste bueno luego lo cuentas tu en otro foro? Pues aquí ocurre lo mismo, si te esfuerzas en publicar contenidos de calidad, tu audiencia lo compartirá con sus propios contactos. A esta ley también podríamos llamarla la ley de la viralidad, pero da igual como se llame, lo realmente importante es como se aplique.

9. La ley de la influencia: Se trata de buscar a buenos prescriptores para tus productos. Dedica tiempo a encontrar personas influyentes en la línea de tu mercado que tengan un público que pueda estar interesado en tus productos, servicios y negocios.

10. La ley del reconocimiento: Debes de tratar por igual a los clientes bis a bis que on line. Si no ignoras a los clientes que se presentan en persona, tampoco ignores a los clientes online.

 Y ahora, si realmente has comprendido e internalizado las leyes del Social Media, que espero  así sea, aplicarás ley de la reciprocidad y la ley del compuesto o efecto de nieve 🙂

Gracias por dedicar tu tiempo a esta lectura.

 A los que os haya gustado este post, quizás os queráis leer:

Cómo comportarse en Facebook con “estilo”

10 ideas sociales para que los empleados se sientan apreciados

¿Te ha gustado? Compártelo.