Hace unos días escribí en el Blog de Oreste Social Media este post y quería publicarlo en mi blog personal también, así que aquí os lo dejo. Espero que os guste.

En muchas ocasiones me encuentro con gente que se dedica a esto del Social Media y hablamos de la metodología que llevan  a cabo, de cómo se organizan el trabajo, de cómo miden los resultados,…. Y cuando digo algunas de estas palabras: objetivos, estrategia, audiencia, métricas, planificación, core target, posicionamiento,… me miran como si fuera un bicho raro. Afortunadamente no me ocurre esto con toda la gente con la que hablo sobre este tema pero si con un % importante y entonces me preocupa.

¿Por qué me preocupa? Pues por una sencilla razón… Si el Social Media es una herramienta más que nos ofrece el marketing, ¿qué está pasando con el marketing en las empresas?

Cómo profesional del marketing me preocupa muy mucho que los gestores de empresas no entiendan el Social Media como tal y que no le den la misma importancia, o más, a una campaña en Social Media que a una campaña en radio, en prensa o de e-mail marketing.

“En los Social Media hay que prestar mucha más atención porque la comunicación fluye en ambos sentidos” por eso aquí, y más que nunca, donde necesitas a una persona que entienda de objetivos, estrategia, audiencia, métricas, planificación, core target, posicionamiento… y que sepa analizar, evaluar, reaccionar, proponer…

No quiero extenderme mucho en este post, quizás continúe hablando de este tema en posteriores, si veo que a los lectores les gusta el tema. Eso sí, me gustaría dejar reflejados algunos puntos que considero vitales trabajar en Marketing y que por supuesto son extrapolables al Social Media:

1. Fijar los objetivos

Debemos fijar unos objetivos cuantificables y alcanzables. Deberemos definir si son ventas directas lo que queremos conseguir, si se quiere ofrecer otra vía de atención al cliente, si el objetivo es crear relaciones con los clientes para lograr la fidelidad a la marca. Las respuestas a estas preguntas serán las que fijen el tipo de contenido que se va a publicar y las actividades que se van a desarrollar en Social Media.

2. Conocer a la audiencia

Conocer los gustos y necesidades de la audiencia para ofrecer un contenido útil y de valor y a ser posible  que sea personalizada para lograr interactuar con el público objetivo al que la compañía se dirige. Preguntas del tipo ¿Cuáles son los temas que interesan a la audiencia objetiva de la empresa? ¿Qué información les interesa de la compañía? Son necesarias en este punto.

¿Qué puede ocurrir si no conocemos a la audiencia?

–  Que estemos presentes en sitios que no nos corresponden.

–  Que hablemos de cosas que se las trae al pairo

–  Que estemos hablando en el mismo tono y estilo en todos los sitios

–  Que aburramos.

–  Etc…

3. Evaluar los recursos económicos y humanos disponibles

¿De cuánto presupuesto dispongo? ¿Cómo reparto ese presupuesto, cuándo es la campaña fuerte en mi empresa, en qué meses me conviene invertir más y en qué soportes?
¿Quién va a crear los contenidos? ¿Quién va a ser responsable del mantenimiento y gestión de las cuentas en los medios sociales, esa persona está formada? ¿Hay personas dentro de la compañía que escriban bien? Si no es así habrá que analizar si se puede formar a alguna persona o contratar a personal externo para que realice esta labor.

4. Los contenidos.

Uno de los reyes en el Social Media por no decir el rey, es el contenido, así que en este punto nos lo tenemos que currar mucho.

Tenemos mucho ganado si conocemos: los objetivos y la audiencia porque estos dos puntos responden a ¿qué quiero conseguir? y ¿qué espera la gente de mí?

5. Integrar las acciones de marketing

Si la empresa en cuestión está llevando a cabo otras acciones de marketing, ya sean On line u Off Line, deberemos conocerlas y ver la posibilidad de integrarlas para así optimizar al máximo los recursos.

Al final la audiencia y el objetivo es el mismo lo que cambia es el soporte o medio a través del cual nos comunicamos con ellos por ello:

–  Los valores a transmitir deben ser los mismos

–  El posicionamiento debe ser el mismo

–  La Reason Why debe ser la misma

–  Etc….

Lo que debemos adaptar es la forma en la que lo comunicamos:

– No podemos decir lo mismo en un post que en una campaña de e-maling aunque el objetivo y la audiencia sean los mismos.

– No podemos hablar igual por Tuenti que por Twitter aunque el objetivo y la audiencia sean los mismos.

– Etc…

6. Prima la calidad sobre la cantidad

Al contrario que en otros medio de comunicación como radio, televisión, prensa,… en los que buscamos un alcance máximo porque el principal objetivo suele ser conseguir notoriedad, impactos,… en los Social Media debemos hilar más fino y conseguir impactos de calidad. Impactos que hagan que nuestra información llegue más lejos (que se viralice), impactos que interactúen con la marca, que hablen fuera de los Social Media de nosotros. De esto ya se ha hablado mucho en muchos sitios así que lo dejo aquí.

7. Reciclarse

Esta poderosa herramienta de marketing, el Social Media, está en continua evolución y es muy fácil caer en la obsolescencia del profesional por eso hay que seguir aprendiendo, hay que seguir leyendo, escuchando,…y probando herramientas.

Espero que este post os haya gustado y/o ayudado y que lo entendáis como una visión personal de una profesional del marketing a la que no le gusta ver como hay gente que “prostituye” algunos de los principios básicos de esta disciplina.

¿Te ha gustado? Compártelo.