¿Cuántas veces te has sentido desorientado? ¿Cuántas veces has abierto tu cuenta de Facebook y te has preguntado, qué les digo hoy a mis fans? O ¿cuántas veces has hecho RT a algo por no saber qué tuitear?

La solución a tu problema se llama Plan estratégico Social Media, y si lo de estratégico te da vértigo, déjalo en Social Media Plan

Un Plan Estratégico Social Media es una hoja de ruta, es un delimitar y tener claro, qué queremos, cómo lo queremos y a dónde nos dirigimos cuando decidimos estar presentes en los Medios Sociales. Esa hoja de ruta te da respuesta a muchas de estas preguntas, que seguro, más de una vez se te han pasado por la cabeza:

1. ¿Qué voy a decir? Es importante que conozcamos bien la propuesta de valor de la empresa, institución o marca (posicionamiento, productos, servicios). Algunas marcas contratan a gente que no está para nada familiarizadas con sus productos y éstas que tampoco les dedican tiempo en contarles a qué se dedican, con lo que los resultados son un poco desastrosos. En este punto debemos preguntarnos ¿Qué historia queremos contar?

2. ¿Cómo lo vamos a decir? Debemos decidir cuál va a ser el tono de nuestra comunicación. ¿Será una comunicación formal, hablaremos de usted a nuestra audiencia, utilizaremos emoticonos,…? Genero, estilo, voz,…serán las decisiones que debamos tomar en este punto.

3. ¿A quién se lo vamos a decir? Cuando nuestro público objetivo está bien definido esta respuesta viene dada, el problema es cuando tenemos algo qué decir pero no sabemos a quién. Por tanto, en este apartado debemos responder a las siguientes preguntas: ¿Con quién vamos a hablar?, ¿Cómo son estas personas?

4. ¿Dónde digo lo que tengo que decir? Y aquí es donde se nos va de las manos, en muchas ocasiones, y pensamos: “pues ya que lo tengo que decir, en cuantos más sitios lo diga mejor” ¡Error! Debemos decidir cuál es el lugar más apropiado donde decirlo, y esto viene dado por una buena definición de público objetivo. No todas las redes sociales son buenas para comunicarle algo a alguien. Recordad, calidad más que cantidad.

5. ¿Cuál es el motivo que me lleva a comunicar? Todas las cosas que decimos tienen que tener un motivo, un objetivo. Debemos saber por qué queremos comunicar, de esta forma sabremos el objetivo y podremos medir si hemos conseguido el propósito que nos habíamos marcado.

Si mi objetivo es comunicar para conseguir tráfico a mi web Analytics me dirá si lo estoy consiguiendo (por ejemplo), si mi objetivo es comunicar para conseguir leads en formato correo electrónico el crecimiento de mi base de datos me dirá si lo estoy consiguiendo o no.

Hay veces que no hace falta rizar el rizo para hacer las cosas medianamente bien. Lo importate es que los cimientos de nuestro plan sean sólidos, luego que un ladrillo esté colocado o no al milímetro no afecta al resultado de la casa, pero si un pilar se tambalea puede que tengamos un problema.

Espero que el post os haya sido útil.

¿Te ha gustado? Compártelo.