Mi última lectura ha sido El mundo amarillo de Albert Espinosa, libro que llevaba mucho tiempo queriendo ller y que amigos como Dani Ortega, Carmen Sahuquillo y Sonia Bernal entre otros me habían recomendado.

Albert Espinosa sorprende a simple vista por su pasmoso optimismo. Al escucharle hablar de su ardua y dolorosa experiencia como algo que le ayudó a crecer y a valorar más que nunca la vida, a uno se le abren miles de caminos y se le desvanecen esas nimias preocupaciones del día a día.

Amarillos no sólo hay uno, cada uno de nosotros tenemos 23 alrededor. Pueden ser tus mejores amigos, pero también pueden ser esas personas que te encuentras en un aeropuerto y a los que les cuentas algo que nunca habrías dicho a nadie más. Y sobre todo, personas con las que no hace falta cultivar la amistad, porque perduran estén donde estén.

Os dejo la sinopsis:

Los amarillos son las personas que dan sentido a nuestra vida que se sitúan entre el amor y la amistad.

El.mundo_.amarillo

El mundo amarillo es un mundo fantástico que quiero compartir contigo. Es el mundo de los descubrimientos que hice durante los diez años que estuve enfermo de cáncer. Es curioso, pero la fuerza, la vitalidad y los hallazgos que haces cuando estás enfermo sirven también cuando estás bien, en el día a día. Este libro pretende que conozcas y entres en este mundo especial y diferente; pero, sobre todo, que descubras a los «amarillos». Ellos son el nuevo escalafón de la amistad, esas personas que no son ni amantes ni amigos, esa gente que se cruza en tu vida y que con una sola conversación puede llegar a cambiártela. No te adelanto más: tendrás que leer este libro para poder empezar a encontrar tus «amarillos». Quizás uno de ellos sea yo… El mundo amarillohabla de lo sencillo que es creer en los sueños para que estos se creen. Y es que el creer y el crear están tan sólo a una letra de distancia. ¿Qué esperas a saber quiénes son tus «amarillos»? Albert Espinosa «Albert habla de un mundo al alcance de todos, y que tiene el color del Sol: el mundo amarillo. Un sitio cálido donde los besos pueden durar diez minutos, donde los desconocidos pueden ser tus mejores aliados, donde el miedo pierde su significado, donde la muerte no es eso que les pasa sólo a los demás y la vida es lo más valioso. Este libro habla de todo esto, de todo lo que sentimos y no decimos, del miedo a que nos quiten lo que tenemos, de reconocernos enteramente y apreciar quiénes somos cada segundo del día. ¡Larga vida a Albert!» Eloy Azorín.

¿Te ha gustado? Compártelo.