Algo que parece tan difícil en principio y que en este caso, que comentaré a continuación, me ha perecido súper sencillo.

Buscando información por la red di con la palabra telequinesia y ahí empieza todo…

Telequinesia me llevó a una simpática campaña  con la que he estado un buen rato riéndome. Se trata de #CarrieVine, una campaña de marketing online, con un alto grado de viralidad, con la que Sony Pictures pretende promocionar la película Carrie que se estrena el día 5 de diciembre.

La campaña de lanzamiento de la película contempla un concurso en el que animan a la gente a grabar un Vine y compartirlo con el hashtag #CarrieVine en Vine y Twitter . Si queréis ver algunos ejemplos de vídeos lo podéis hacer en este enlace del microsite de la campaña. Si accedéis a ella tenéis unos minutos de risa asegurada 😉

No me van mucho las pelis de terror, porque creo que sufro un pequeño trauma desde pequeña y os cuanto por qué…

Iba a un colegio de monjas y había muchas imágenes de santos, ángeles,… por todas partes pintadas que te seguían con la mirada allá a donde te dirigieras y desde entonces esto de las pelis de terror no va muy conmigo 🙂 pero bueno, al leer telequinesis me ha entrado la curiosidad porque a mi chico le encantan estas cosas.

Si queréis ver el vídeo con las instrucciones del concurso aquí os lo dejo.

Para seguir la campaña por Twitter seguid este Hashtag  #CarrieVine, hay algunos vídeos que no tienen desperdicio.

Moraleja: a veces campañas de marketing graciosas captan la atención de gente a la que nunca le has interesado, pero la simpatía que les crea la marca a primera vista, hace que captes la atención e invitas a la acción. Esto ha sido sin duda lo que me ha pasado a mí. Eso sí, no sé si iré a ver Carrie, pero si recordaré que Sony me hizo pasar un buen rato.

¿Te ha gustado? Compártelo.