Las buenas maneras son aplicables tanto al mundo real como al universo online. Sin embargo, escudados por la pantalla del ordenador, algunos internautas se olvidan de sus inhibiciones, sobre todo en Facebook, donde el afán por el exhibicionismo se torna en ocasiones en comportamientos inadecuados.

1. Fotografías de fiestas
Antes de subir fotografías de fiestas a Facebook, debemos preguntarnos si su contenido puede molestar a terceras personas. Para evitar herir sensibilidades, lo mejor es restringir la difusión de imágenes “festivas” a nuestro círculo de amistades más íntimo. A las personas que hemos visto apenas un par de veces en nuestra vida no les interesan nuestras fotos en bañador o con evidentes síntomas de embriaguez.

2. Mensajes de estado
En Facebook hay que ser activo, pero no por ello hay que “cansar” a otros usuarios. Si generamos 20 mensajes de estado al día, corremos el riesgo de molestar a nuestras amistades. Es mejor publicar menos posts y que éstos sean verdaderamente relevantes.

3. Botón “me gusta”
Debemos hacer clic al botón “me gusta” únicamente cuando algo nos agrada. Utilizar este botón cuando alguno de nuestros amigos informa de que se ha fracturado una pierna o de que ha roto con su pareja no sólo no tiene ningún sentido, sino que también es de mal gusto.

4. Compañeros de trabajo y conocidos
Tanto si nuestros compañeros de trabajo son o no nuestros amigos en Facebook, la discreción es nuestra mejor aliada si no queremos convertirnos en protagonistas involuntarios de cotilleos en la vida real.

5. Etiquetado de fotos
Las opciones de privacidad de Facebook permiten controlar las acciones de nuestras amistades en esta red social, también el etiquetado de fotografías. Es posible, por ejemplo, borrar etiquetas de imágenes y hacer que éstas sean únicamente visibles para el interesado.

6. Situación sentimental
Si los integrantes de una pareja están de acuerdo en hacer pública su situación sentimental en Facebook, no hay en principio ningún problema. De todos modos, conviene reflexionar antes de dar este paso. Al fin y al cabo, si después de un tiempo la pareja rompe, la ruptura será visible también en Facebook y la pareja tendrá muy probablemente que dar explicaciones a sus amistades en esta plataforma.

7. Comentarios
Los comentarios en Facebook son una herramienta bastante “indiscreta” porque basta con que uno de nuestros amigos comente algún post para que éste sea visible automáticamente en el timeline de sus amistades. En este caso, la norma es no comentar nunca un mensaje a cuyo autor no conocemos, aunque tengamos ganas de participar en la conversación.

8. Páginas de fans
Las páginas de fans son un poderoso instrumento de marketing y promoción. Sin embargo, para crecer en número de seguidores, no hay que bombardear continuamente al usuario con noticias.

9. Aplicaciones
Antes de instalar una aplicación en Facebook, debemos verificar a qué datos personales accederán después sus desarrolladores. Información personal especialmente sensible es, por ejemplo, el lugar de procedencia, el email y también la situación sentimental.

10. Comentarios negativos
Si publicamos una entrada en Facebook y alguno de nuestras amistades realiza un comentario negativo sobre la misma, estamos en nuestro derecho de borrar dicho comentario. De todas maneras, la mejor opción es responder públicamente a dicho comentario y reaccionar en la medida de lo posible con sentido del humor.

Fuente: www.marketingdirecto.com

¿Te ha gustado? Compártelo.