1. No prohíbas las redes sociales
Diversos estudios han demostrado que aquellos empleados que tienen libre acceso a internet son más productivos que los que tienen este acceso limitado. Según la Universidad de Melbourne, aquellos empleados que navegan por diversión eso sí, durante un tiempo limitado aproximado al 20% de su tiempo total de trabajo, son un 9% más productivos que aquellos que no lo hacen. Esto se debe a que tomarse pequeños momentos de descanso sirve para relajar la mente y, después, poder concentrarse mejor y, por tanto, mejorar la productividad.

2. Deja libertad para elegir el navegador
Permite que tus empleados elijan el software y las herramientas online que más les guste. Aunque algunos optarán por la opción más simple, siempre hay empleados que prefieren utilizar las funciones de otro tipo de programas y, desde luego, serán más productivos si pueden hacerlo a su manera.

3. Trabaja “en nube”
A veces puede ser útil permitir a los empleados trabajar desde sus casas, sobre todo si están esperando recibir un paquete o tienen niños que atender. Compartir los contenidos de la compañía en nube ofrece una mayor flexibilidad a los trabajadores, además de que ellos sentirán que confías en que hagan bien su trabajo sin necesidad de estar vigilándoles constantemente. Por otro lado, estos sistemas también podrían aumentar la productividad, ya que, ante cualquier imprevisto, los empleados podrían continuar con su trabajo desde cualquier lugar sin tener que acudir a la oficina.

4. No prohíbas los móviles personales
Aunque prohibir los móviles y las llamadas personales puede ser muy tentador, esto puede afectar muy negativamente a los empleados, que pueden estar preocupados o inquietos si saben que no hay posibilidad de ser contactado. Lo cierto es que alguna que otra llamada personal no tiene tanta repercusión sobre la efectividad de los empleados como que éstos estén intranquilos.

5. Hazte amigo o sigue a tus empleados en las redes sociales
Hazte amigo y seguidor de tus empleados en las principales redes sociales. No para cotillear sus perfiles, sino para demostrarles que les valoras no sólo como trabajadores, sino como personas también. Se trata de una estrategia clave, sobre todo para aquellas compañías que se consideran a sí mismas sociales.

6. Crea una red social para la empresa
Piensa en crear una red social propia de la empresa a través de plataformas como Ning o Yammer. Aunque no alcance la magnitud de Facebook, sirve para que los trabajadores puedan conocerse mejor entre ellos y, también demostrar que estás interesado en tus empleados sin meterte en sus asuntos personales.

7. Crea listas de reproducción de la compañía
Permite que se pueda escuchar música en la oficina, aunque sólo sea a la hora de la comida o en periodos cortos. Una forma de hacerlo es a través de una lista de reproducción compartida en iTunes. La dinámica del grupo puede verse favorecida si los trabajadores colaboran entre sí también para asuntos divertidos.

8. Ofrece recompensas a través de plataformas de geolocalización
Las redes de geolocalización pueden ser una forma original de incentivar a los trabajadores. Piensa en ofrecer una recompensa a aquellos con más check-ins en la oficina, por ejemplo. De esta forma se impulsa una cierta competitividad sana entre los empleados además de que dejas claro controlas quién va a trabajar.

9. Pon a todos tus trabajadores en la página web
Para cada trabajador, desde el más alto ejecutivo hasta los encargados de la limpieza, haz un breve perfil y una foto que publicarás en la página web de la empresa. De esta forma demostrarás que todos los que trabajan en la compañía tienen un papel importante. Además, puedes permitir a todos los empleados escribir posts en el blog de la compañía, dándole a todas y cada una de las personas que forman parte de la empresa una voz que les haga sentir valorados.

10. Crea un sistema de comentarios online
Está claro que nadie conoce mejor los procesos de la compañía que los empleados. Por ello, crea un sistema online para conseguir feedback de los trabajadores en el que puedan publicar sus sugerencias. Además, en un foro online podrán publicar ideas para mejorar el funcionamiento de la empresa y los demás podrán contestar. Eso sí, tendrás que leer todos y cada uno de los comentarios, responder, y tomar las acciones que sean necesarias.

 ¿Te ha gustado el post? Si es así, te agradecería que lo compartieras. Gracias.

¿Te ha gustado? Compártelo.