En todas las culturas y a lo largo de la historia el cabello ha tenido un significado especial ya que es un hermoso accesorio natural de los humanos y tiene una gran importancia simbólica como un medio de expresión personal.

Para los celtas – El cabello como un símbolo de fuerza: En un hombre el cabello largo era la expresión de su fuerza, en una mujer era la expresión de su fertilidad.

Para los egipcios – El cabello como un símbolo de estatus social: Las pelucas jugaban un papel importante en esto: estas eran hechas artesanalmente con gran destreza y a menudo eran rociadas con polvo de oro.

En la Biblia – La historia de Sansón y Dalila: La idea de la longitud del cabello como un símbolo de la fuerza varonil también es mencionada en la Biblia, en la historia de Sansón y Dalila. Sansón era el líder de los israelitas y había sido escogido por Dios. Su larga cabellera, la cual nunca cortaba, le daba sus poderes sobrehumanos. La única persona que conocía su secreto era Dalila. Sin embargo, ella espiaba para el enemigo y lo traicionó. Una noche ella cortó su cabello y así lo despojó de su fuerza. Esta era la única forma en la cual él podía ser capturado por sus enemigos.

Hasta nuestros días el cabello ha mantenido su importancia como un símbolo de poder, juventud, vitalidad y salud. Varía el usarlo largo o corto, según la moda.

Seguro que para muchos de vosotros el cabello (su largura, su color, su forma,…) significa algo diferente.

Por ejemplo cuando veo a una chica con el pelo rizado y largo me da la sensación de que es una chica dulce, si lleva pelo largo y liso planchado que tiene carácter, los chicos de pelo largo o corto pero despeinado natural ( no de los que están dos horas para despeinarlo) los veo como muy creativos,…

Para mí personalmente, al contrario que le pasaba a Sason, el cortarme el pelo me da fuerza, me hace coger mucha energía y optimismo para afrontar momentos delicados.

Hace una semanas me di cuenta que necesitaba cargar las pilas como fuera, necesitaba levantarme por las mañanas con energía y optimismo, estar muy positiva…..y lo hice, me corté mi larga caballera y cambié de look de forma radical.

Es hoy cuando me he decidido a cambiar mi foto de perfil en todas las redes sociales en la que estoy para que sepáis como es la persona que os habla desde el otro lado de la foto.

Sería un buen ejercicio para todos ir cambiando la foto de perfil cada vez que hagamos cambios de look, de esa forma sabremos como es la persona que está detrás la foto y cuando en algún momento la desvirtualicemos poder reconocerla fácilmente.

¿Os animaís?

¿Te ha gustado? Compártelo.